T & B de abril: Eva Méndez

IMG_2261

Para el Tweets & Beers de abril, que tuvo lugar el pasado viernes día 26, contamos con Eva Méndez, profesora del Departamento de Biblioteconomía y Documentación y vicerrectora adjunta de Infraestructuras Académicas y Medio Ambiente, que además es bastante activa en las redes sociales, especialmente Twitter. Hay que agradecerle el esfuerzo de acudir, ya que acaba de ser mamá y últimamente está más ocupada con pañales y biberones que con estas cuestiones.

Allí, en Twitter, tiene dos cuentas: la personal (@evamen) y la de profesora (@evawebsoc); antes de empezar, nos dijo que echaba de menos a nuestra querida Celia Fustes (@yivhaa), de Comunicación Institucional, porque le hubiese gustado hablar con ella sobre el acuerdo que considera que tiene que haber para tener claro qué se dice en estos medios en nombre de la Universidad o de algunos de sus servicios, departamentos, etc.

Ella, por su parte y para su cuenta personal, no tiene ese discurso elaborado; tiene cuenta en Twitter desde 2007, así que es de las veteranas en este medio, y considera que funciona por lo que llamó “tweet-attack”, es decir, que a veces no tuitea nada y de repente tuitea mucho. Su media es de unos 459 tuits al año.

Para ella, la importancia de Twitter está en que supone un registro del pensamiento; un ejemplo sería el hecho de tuitear una conferencia como la que ella estaba dando en ese momento, lo cual amplifica enormemente el pensamiento, que antes quedaba relegado al círculo más cercano, a quienes teníamos alrededor. Eso está muy bien, pero genera bastante “basura” que es necesario filtrar, un papel que precisamente está hecho para los bibliotecarios. Un ejemplo de ello es el de la gente a la que le gusta “hablar en alto” en las redes; puede estar diciendo cosas interesantes pero en ocasiones se les “va la pinza” o de repente sueltan que se van a poner a planchar…

Nos dijo que siente haber nacido para Twitter: mucho antes de que existiese ya se dedicaba a comentar las conferencias a las que asistía en los canales de IRC; no tiene por costumbre seguir a más de 200 cuentas de Twitter, por una cuestión de economía de la atención: con un número mayor se hace difícil sacar algo en claro y por eso de vez en cuando hace “limpieza”, en función de factores diversos: a lo mejor seguía una cuenta que en un momento determinado emitía información interesante, pero ese momento pasó y ya no considera necesario seguirla.

Dicho esto, y considerando la iniciativa de la Biblioteca del Congreso de conservar todos los tuits habidos y por haber, se pregunta: ¿No hay que ser selectivos? Hablamos en ese momento del primer tuit que escribimos (en su palabras, es como ese antiguo anuncio de la tele: “tu primera colonia, Chispas“) y que para recuperarlo Twitter ya nos ofrece la posibilidad de descargar todo lo que hemos escrito en ese medio, desde nuestro perfil.

Pasó en ese momento a hablarnos del otro perfil de Twitter, el de profesora. Lo llamó una cuenta de “tuitera de primavera”, la época que coincide con la asignatura sobre Web Social que imparte en el Máster y para la que la usa. La tiene desde 2010 y con ella sólo sigue a los alumnos que cursan esa asignatura. Utilizándola, se ha dado cuenta de que, al principio, los alumnos creen saber más cosas de las que realmente saben y van descubriendo otras que son muy interesantes para ellos a la vez que crean comunidad. Una vez acaba la asignatura, solía hacer “borrón y cuenta nueva”, pero ahora prefiere hacer listas para no perder del todo el vínculo y seguir su evolución.

IMG_2263

Nos mostró un análisis de la evolución del comportamiento de los alumnos en las redes sociales a medida que avanzaba el curso: pasaron de unos 170 tuits en la primera semana a casi 4.800 en la séptima.

Por cierto, también utiliza (o utilizó) la cuenta de Twitter del Máster (@mbd_uc3m) de un modo que definió como “ocasional, promocional y aséptico”; sólo sigue a una persona porque una pregunta evidente es a quién seguir con ese tipo de cuentas. En su opinión, tendría que ser a profesores y al utilizarla habría que emplear un vocabulario controlado.

En cuanto a cómo maneja todas estas cuentas, nos dijo que no tenía preferencia por ningún programa: en cada dispositivo utiliza uno diferente, aunque nos mencionó TweetDeck como el más habitual. Considera muy importante la irrupción de los teléfonos inteligentes para el uso de estos medios; ella misma dice que empezó a utilizar Twitter mucho más desde que lo pudo hacer desde el móvil. Es más, hay mucha gente que no toca un ordenador y sin embargo sí que usa el móvil con este fin.

El etiquetado social

En la segunda parte de su “oración” (como ella la llamó, al denominarla nosotros “oradora”) nos habló del etiquetado social. Nos dijo que coordina la “DCMI Social Tagging Community” de Dublin Core, un grupo que se mueve menos de lo que ella quisiera.

Estamos pasando de una Web de documentos a una Web de datos que genera numerosas etiquetas, etiquetas con las que se pueden hacer muchas cosas; es el concepto de Web 3.0, la aplicación de la Web semántica a la Web 2.0. Porque Twitter, por ejemplo, tiene sus “hashtags”, sus etiquetas, que son lo más particularizable de las redes sociales. Se plantearon cómo se podrían utilizar estos “hashtags” desde el punto de vista bibliotecario y para ello estudiaron varias cosas: nuevas tendencias de etiquetado social, qué comunidades etiquetan, colaboración Web, normas Web para descripción, vocabularios, gestión de metadatos, formatos (FOAF, por ejemplo), análisis de comunidades mediante el etiquetado y otras formas de describir la información.

Según la forma en que la gente lo hace, se podrían definir cuatro tipos de etiquetado social:

  • “Etiquetado egoísta”: lo hago para mí, no para los demás…
  • “Etiquetado para ser popular”: lo hacen los que desean una mayor visibilidad.
  • “Etiqueto para mis amigos”: es decir, para lo que se entiende como “mi comunidad”.
  • “Etiquetado altruista”: el que hace un profesional para que se encuentre la información.

El uso de etiquetas sociales lleva a las llamadas “folksonomías”, en contraposición a las “taxonomías” que nacen de forma controlada y dirigida. Las “folksonomías” potencian una forma de buscar la información, la “serendipia”, con la que podemos encontrar algo interesante pero que en realidad no estábamos buscando. Esto es importantísimo en medios como Twitter. No es que una “folksonomía” no se pueda considerar una especie de lenguaje controlado, pero es el menos controlado (valga la redundancia) y estructurado y por otra parte es también el que más potencial tiene.

En el grupo de Dublin Core están realizando un análisis de estas etiquetas y “folksonomías”, centrado en recursos como Delicious, Connotea, etc., para ver si es exportable a Twitter y a sus muy volátiles “hashtags”.

Inquietudes en las redes sociales

Para concluir, pasó a contarnos las inquietudes que más habitualmente surgen en el uso de las redes sociales: la intimidad, el borroso límite entre los perfiles personal y profesional, la deshumanización, la superficialidad, lo que llamó la “angustia informativa” que puede provocar el exceso de información, el interés o el desinterés de la comunidad, la cuestión de los nativos/conversos digitales y la formación en la Web social para padres o profesores. Con relación a la Biblioteca y, como nuestra vicerrectora, nos indica una serie de preguntas que deberíamos hacernos: ¿Quién nos sigue? ¿Quién tuitea? ¿A quién se cita? ¿De qué se tuitea? ¿Estudiamos las etiquetas, los “hashtags”? ¿Qué vocabulario utilizamos en ellas? Añadió que si desde la Biblioteca encontramos materias relacionadas con estas cuestiones que pudieran servir para realizar un Trabajo de Fin de Máster de alguno de sus alumnos, ella estaría encantada de dirigirlo. Lola Santonja (@lsantonja), directora de la Biblioteca de Humanidades, allí presente, intervino para decir que un grupo que ella coordina está trabajando precisamente en esto y que sí, sería enormemente interesante contar con estudios que ayudasen a normalizar estas cuestiones.

Y, con esto, nos fuimos a disfrutar de las beers.

T & B de marzo: Paloma Díaz

20130308_131615

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, fue, lógicamente, una tuitera quien inauguró nuestros Tweets & Beers UC3M del año 2013. Esta vez tuvo lugar en Colmenarejo y quien nos habló fue Paloma Díaz (@MPalomaD), catedrática de Informática de nuestra universidad y vicerrectora del campus de Colmenarejo.

Comenzó diciéndonos que ella en Twitter se considera más bien una lectora que una creadora de contenidos, por lo cual había decidido hablarnos de un interesante proyecto en el que lleva tiempo trabajando: el uso de las redes sociales en situaciones de emergencia, aprovechando, reciclando mejor dicho, una presentación que utilizó en una conferencia que se celebró en Vancouver sobre este asunto.

Con el uso de las redes sociales hemos pasado de ser usuarios a ser participantes, de ser sujetos pasivos al activismo, de ser consumidores a ser productores de información. En el campo de las emergencias, pues, la cuestión de las redes sociales no se puede dejar al margen.

Un buen ejemplo tuvo lugar en 2010, cuando el impronunciable volcán islandés Eyajafjallajokull lanzó su nube de cenizas que paralizó el tráfico aéreo en Europa. Las redes sociales fueron de gran ayuda para la gente que se quedó atrapada en los aeropuertos. A una empleada de Eurocontrol, el organismo europeo de regulación del tráfico aéreo, se le ocurrió utilizar su cuenta de Twitter para compartir información y en poco tiempo pasó de 300 a 7.000 seguidores. Gracias a esta iniciativa personal y al buen resultado que tuvo, se inició una reflexión que llevó a la decisión de integrar las redes sociales como un canal de comunicación más. Hoy, la cuenta de Twitter de @eurocontrol tiene casi 50.000 seguidores.

¿Qué ventajas se aprecian al utilizar los medios sociales en emergencias? Una relación más directa con los ciudadanos, una información muy actualizada, que se disemina de forma viral y supone un aumento de nuestra reputación. Pero también hay inconvenientes. La información se puede manipular y volverse en contra de quien la produce, hay que reorganizar las instituciones para integrar los medios sociales, no hay seguridad de llegar a todo el mundo, hay brechas tecnológicas y culturales que pueden impedir la recepción de la información; además, los canales, en caso de catástrofe pueden estar dañados y, por otro lado, la cantidad de información suele ser tan ingente que hay que “bucear” en ella para entender lo que está pasando. Todo esto puede impedir que se gestionen adecuadamente los mensajes que lleguen.

Además hay que contar con que la información que se dé sea falsa (como el célebre caso de la supuesta bloguera siria perseguida por su orientación sexual) o que la apreciación de la gente sea equivocada (como ocurre con Colmenarejo y sus “míticas” nevadas).

Por todo esto, hay que buscar soluciones. No pueden ser únicas y aún no se ha llegado a establecer un modelo de actuación ante catástrofes; lo que está claro es que no se pueden dejar al margen los medios sociales. Hay que tener en cuenta, además, la fase del proceso en que nos encontremos: en la preparación y en la recuperación es más fácil la gestión de las redes sociales.

Hay que saber, asimismo, el tipo de comunicación que deseamos establecer. Algunas organizaciones crean redes privadas para su comunicación interna; las redes abiertas sólo suelen utilizarse para eventos a pequeña escala. Un ejemplo puede ser una ocasión en que se produjo un monumental atasco en la A-6, en el que el 112 gestionó los tuits de los afectados.

Tras la citada reunión de Vancouver hicieron un estudio sobre casos reales. Encontraron que la comunicación con los ciudadanos fue fácil y llegaron a todo tipo de gente; además, la información carecía del sesgo que le podía dar la prensa (p. e., ante un incendio que pudiera afectar a una zona de viviendas donde residen famosos, se haría más hincapié en esto que en los problemas de otras zonas). Ya no se tuvo tan claro si iba a ser posible organizar mejor a la gente (la inteligencia colectiva).

En las organizaciones, vieron que los mensajes tenían que estar muy bien elaborados para ser eficaces; había que estar siempre activo en las redes sociales y había cierto miedo a la posible manipulación de mensajes, ambas cosas vistas como un problema.

La conclusión a la que llegaron es que había que integrar las redes sociales en el departamento de comunicación como cualquier otro canal. Y es necesario crear una reputación y una credibilidad en estas redes. Sin embargo, había escepticismo en cuanto a los beneficios de esta integración, ya que como condición básica se considera necesario disponer de una red de ciudadanos en la que se pueda confiar, teniendo en cuenta, además, que hay demasiada información para que pueda ser procesada eficazmente y su fiabilidad no se puede garantizar. Sin embargo, sí que se pueden citar ejemplos de redes ciudadanas de mucha confianza, como REMER (radioaficionados).

La conclusión general es que las cosas nunca son totalmente válidas ni totalmente inútiles, sólo hay que saber cómo aplicarlas. Tras la interesantísima charla, pasamos a las beers

20130308_144025

T&B Diciembre: Emilio Olías

El último Tweets & Beers del 2012 corrió a cargo de Emilio Olías @EOR4444 catedrático del departamento de Tecnología Electrónica y conocido en toda la universidad por (hasta hace bien poco) su cargo de director de la Escuela Politécnica de la Universidad Carlos III. Y también por su compromiso con Leganés f0rmando parte de la Agrupación Socialista del municipio.

emilioolias

Muchos y diferentes perfiles para una sola cuenta de twitter. Sin embargo Emilio tiene claro como gestionar el qué, el cómo y sobre todo el dónde de su actividad en las redes sociales. Sus claves de “un tweetero aficionado” como él dice son simples:

  • El dónde: “nunca tuiteo en el horario de trabajo” y si lo hace solo menciona cosas del trabajo en el horario del trabajo. Pero entonces, ¿cuándo lo hace? Pues en su viaje diario desde su casa en Guadarrama hasta la Universidad. Desde el primer tweet al amanecer en la parada del autobús 682, pasando por la línea 6, 10 y 12 del Metro, hasta el último en las escaleras mecánicas de la estación de Leganés.emilioolias1
    “Los tuits de primera hora de la mañana son riquísimos, porque uno los ha pensado el día antes, incluso los ha soñado. ¡Son increíbles!” nos contó. Y además “dormir es una pérdida de tiempo”, por lo que de vez en cuando le veremos mandando un email a horas intempestivas.
  • El qué: no tuitear en horario de trabajo tiene una razón. “En mi perfil de twitter no aparece la uc3m porque no quiero que se mezcle a la uc3m con lo que digo”. Pero dice mucho, sobre todo críticas a la situación económica actual y sobre su compromiso político. “Escucho y actúo” aparece en su perfil de twitter, una manera de entender la relación con los demás.
  • El cómo: “con humor”, con mucho humor. Por que no hay mejor manera de twittear. Y porque su familia es del teatro. Su padre hacía teatro en las fiestas del pueblo. Su hermana es miembro de la Fundación Theodora y llevan las sonrisas a los hospitales. Y eso se nota en sus tweets a veces irónicos y muchas veces mordaces.

Emilio es una persona que engancha. Con más de 10000 tweets en su cuenta parece imposible seguirle todo el día desde el amanecer en Guadarrama hasta las altas horas de la madrugada. Pero merece la pena por su sinceridad, el humor y su compromiso. Y si no, ¡que se lo digan a sus 1500 seguidores en twitter!

T&B de noviembre: Belén Pérez Lorenzo

ImageEl viernes 23 de noviembre tuvo lugar nuestro Tweets & Beers UC3M número 13, en Getafe. Esta vez contamos con Belén Pérez Lorenzo (@auconet), profesora asociada del Departamento de Biblioteconomía y Documentación, que vino a hablarnos de cómo promocionan el Máster en Documentación Audiovisual, que ella coordina, en las redes sociales.

Se trata de un título propio de la UC3M que va ya por su 11ª edición y que se autofinancia. Para una mejor distribución de la información han creado un portal, desde el que están enlazados sus diferentes perfiles y cuentas en las redes sociales:

En cuanto a Pinterest, lo usan más bien como una colección de enlaces (antes utilizaban Delicious, pero como sufrió tantos cambios acabaron abandonándolo), pero lo utilizan poco dado que tendrían que tratar las imágenes para que quedasen como les gusta, pero no tienen medios materiales ni tiempo en este momento. Como la Biblioteca también utiliza esta herramienta, se abrió un pequeño debate sobre su uso en el que se llegó a la conclusión de que tal vez es mejor para cosas que no se pretenda que sean demasiado perdurables.

Habló después Belén de la cuenta del máster Twitter (@uc3m_mdoca), en la que de momento tienen pocos seguidores (animaos a hacerlo quienes estéis interesados).

En Facebook, en cambio, tienen más seguidores, probablemente porque invirtieron una pequeña cantidad de dinero (30 €) en hacer un anuncio que se mantuvo durante un mes. Se han sentado, en la medida de lo posible, a planificar su presencia en este medio. Han mirado a quién seguir, cuál es su público objetivo y qué interacciones se producen. Están comprobando que este curso la gente se está animando más a participar.

En cuanto a LinkedIn, tienen un grupo con más de 250 seguidores, que son relativamente muchos dado que el campo que ocupan es bastante estrecho.

En las redes sociales publican de todo (lógicamente, relacionado con el Máster) salvo informaciones que tengan contenido político; procuran hacerlo a diario. Como fuentes de información utilizan las propias redes sociales y también las interacciones de sus seguidores y lo que publican; se apoyan, además, en lo que ven interesante en los medios de comunicación, en unas 20 alertas de Google y en lo que recogen, RSS mediante, en Google Reader. Al principio lo publicaban tal cual; ahora intentan aportar algo propio a las informaciones, siempre citando su autor, evidentemente.

Con su experiencia en Facebook se han dado cuenta de la necesidad no sólo de sentarse a pensar qué se hace en las redes sociales sino de cómo realizar un seguimiento de lo que se está haciendo. Tanto en Facebook como en LinkedIn esta tarea se ve facilitada por las buenas herramientas estadísticas que se ofrecen.

Gestionan su presencia en las redes sociales con la versión gratuita de HootSuite, que les permite controlar hasta 5 cuentas, es sencilla de utilizar y les ofrece prestaciones como, por ejemplo, indicar la hora en la que es más adecuado publicar algo en las diferentes redes o herramientas sociales; también, gracias a su calendario, pueden volver sobre lo ya publicado y editarlo o volverlo a publicar. Ahora está haciendo pruebas con SocialBro y le está causando muy buena impresión.

A modo de conclusión, nos dice Belén que por las características de su Máster generan poca información, por lo cual quieren complementar lo que publican en las redes sociales recogiendo lo que dicen quienes marcan las tendencias en su campo. También desean reflexionar sobre lo que consideran que han hecho mal, debido fundamentalmente a la escasez de medios y tiempo.

Desde aquí, y tras la interesante tertulia que siempre surge, nos fuimos a las cañitas a la sede habitual cuando venimos a Getafe: L’Antigua.

Además de agradecer a Belén su presentación, hemos de mencionar que uno de nuestros anteriores oradores, Juan Pedro Molina Cañabate (@MolinaCanabate) vino con su clase, con lo cual este Tweets & Beers UC3M ha sido quizá el más multitudinario de cuantos hemos celebrado y nos ha encantado contar con la participación de alumnos, algo que nos gustaría que se repitiese.

Image

T&B de Octubre: J. Daniel García

Para el Tweets & Beers del 26 de Octubre tuvimos la suerte de contar con el profesor José Daniel García (@jdgarciauc3m), profesor del departamento de informática de la UC3M. Y digo suerte, porque la semana siguiente José Daniel se iba a Texas A&M University para una estancia de seis meses, así que le pillamos casi con las maletas para irse.

José Daniel nos hizo una interesante “autopsia” de su actividad en twitter utilizando varias herramientas de analytics y visualización. Estas herramientas le han permitido reflexionar (un ejercicio que todos deberíamos hacer) sobre cómo utilizamos twitter, que cosas han funcionado en su cuenta y que cosas debería mejorar.

En particular José Daniel nos contó que, aunque empezó en 2010 en twitter por probar, hoy en día le parece una buena herramienta de comunicación. Su cuenta en twitter la utiliza sobre todo desde el punto de vista profesional: José Daniel es parte del ISO C++ Standards Committee (Presidente del Comité Nacional) y mucha de su actividad tiene que ver el C++. Pero también como medio para publicitar su blog sobre temas de tecnología que le interesan. Aunque le siguen muchos estudiantes de la universidad todavía no utiliza este medio de comunicación con ellos: tan sólo para comunicar alguna oferta de trabajo interesante.

Las herramientas de análisis de su cuenta le mostraron cosas curiosas como por ejemplo:

  • El tweet más retuiteado fue aquel en el que se alegraba de la constitución del Colegio de Informáticos, una larga reivindicación de los profesores y profesionales de la informática en este país.
  • El 74% de sus seguidores son de España, pero tiene menciones de gente que están en sitios no esperados como Brasil o Filipinas
  • El 59% de sus tweets son RTs de otros, sobre todo enlaces a charlas, congresos e información profesional.

También tuvo una consideración sobre el uso más personal de su cuenta en twitter para seguir en contacto con amigos de su Marbella natal, antiguos alumnos o su involucración en la pasada campaña de elección del rector en la Universidad. Al hilo de esto nos gustó mucho su última reflexión: dado que cada vez es más difícil en las redes sociales compartimentar nuestras actividades, ¿cómo mantener la parte profesional y personal juntas en una red social? “Bueno, yo soy y seré así, el que quiera seguirme que me siga”. O dicho de otro modo: utiliza twitter como si fuera otra forma de comunicarse. Tan simple, tan complicado.

T&B de septiembre: Divulga UC3M

El pasado 14 de septiembre reanudamos nuestras reuniones habituales esta vez con la presencia de Javier Alonso, de la Oficina de Información Científica de la UC3M, que en Twitter tiene la cuenta Divulga UC3M (@ciencia_uc3m)

Presentación de la OICNos contaron que sus primeros pasos fueron hacer un curso y también un plan de comunicación, en el que se marcaron los objetivos de su presencia en Twitter. Lo que querían era crear otro canal de comunicación para llegar a otro tipo de público. Intentaron localizar ese público no sólo en una Universidad, sino fuera e incluso recurriendo a blogueros especializados en divulgación científica. También trataron de involucrar a miembros de la comunidad universitaria para la divulgación de sus contenidos.

Su modo de actuación en Twitter es el siguiente:

  • Publican una noticia cada lunes, adaptando el titular a la idiosincrasia de Twitter. Hacen dos o tres extractos de ella y por la tarde la publican en inglés, adaptándose al horario USA
  • También publican semanalmente una cita de algún investigador de la Universidad.
  • Retuitean informaciones de otras instituciones que estén colaborando con la UC3M
  • Informan de eventos (participantes, ponencias…) y los retransmiten por Twitter
  • Cuando hay efemérides o noticias importantes, lanzan tuits relacionados, por ejemplo:

  • Cada mes, evalúan el seguimiento de la cuenta (nº seguidores, nº tuits, tuits más visibles, etc.)

Iniciaron su andadura en Twitter el 10 de abril de 2012 tras una preparación de unos 2-3 meses. Ahora mismo (5-10-12) cuentan con 740 seguidores y notan un crecimiento de unos 10-15 diarios, a los que dan la bienvenida con el fin de crear comunidad.  Tienen intención de realizar copias de seguridad de lo que vayan publicando. La cuenta la lleva Javier y nos dijo que le llevaba unos 20 minutos diarios cuidar de ella (a lo que añadió “ojalá tuviera más tiempo”)

En definitiva, una experiencia muy interesante, que nos da una idea de cómo se puede planificar perfectamente un servicio de este tipo en un mundo vertiginoso como éste de las redes sociales.

“Tweets & Beers UC3M”: Balance de un año

Como hemos visto en el mensaje anterior, en mayo de 2011 Esteban Moro lanzó la pregunta “¿Para cuándo un ‘Tweets & Tapas’ en la UC3M?” Pudo haber quedado sin respuesta, pero no cayó en saco roto y un mes después tuvimos nuestro primer evento. Vamos a hacer un resumen de lo que se ha hecho hasta ahora.

Belén y Carmen antes de empezar

  • En el primero (Leganés, 10 de junio de 2011), Belén Arrogante (@Barrogante), nos habló de su trabajo en las redes sociales para los antiguos alumnos de la Universidad, donde son muy activos (al igual que ella misma).
  • En el segundo (Getafe, 1 de julio de 2011) Mari Luz Congosto (@congosto), que hace el Doctorado en nuestra Universidad, expuso sus investigaciones sobre Twitter, que le han llevado a encontrar asombrosas correlaciones entre lo que se habla ahí y acontecimientos como el 15-M o los resultados electorales.
  • En el tercero (Colmenarejo, 9 de septiembre de 2011) Paco Lopez (@PacoLopezH), de la Biblioteca, expuso su trayectoria personal por las redes sociales y también la que ha seguido la Biblioteca desde que se crearon los primeros perfiles, a comienzos de 2009.
  • En el cuarto (Leganés, 7 de octubre de 2011), Adolfo Álvarez (@adolfoalvarez), doctorando en el Departamento de Estadística, se preguntó y nos preguntó por qué queremos estar en las redes sociales y qué es lo que esperamos con nuestra presencia allí.
  • En el quinto (Leganés, 16 de diciembre de 2011), Esteban Moro (@estebanmoro), profesor del Departamento de Matemáticas, siguió preguntándose qué es lo que dice Twitter de cómo somos.
  • En el sexto (Colmenarejo, 3 de febrero de 2012), Celia Fustes (@yivhaa) nos explicó el trabajo del servicio de Comunicación Institucional para crear una imagen corporativa de la Universidad en las redes sociales, para que hablemos cosas diferentes pero con una voz parecida.
  • En el séptimo (Getafe, 9 de marzo de 2012), Juan Pedro Molina Cañabate (@MolinaCanabate), profesor de Periodismo y Comunicación Audiovisual, trató de la reputación digital y también nos habló de los planes de comunicación en el mundo 2.0.
  • En el octavo (Leganés, 14 de abril de 2012), la Delegación de Estudiantes de la EPS (@DelegacionEPS) nos ilustró sobre sus funciones y actividades y también de sus esfuerzos por tener una vía de comunicación con los alumnos aprovechando las herramientas de la Web social.
  • Y en el noveno (Colmenarejo, 11 de mayo de 2012), Antonio García Mandalóniz (@amandaloniz), del PIC de Leganés, nos instruyó sobre cómo tienen organizada su presencia en Twitter y Facebook, que puede servir perfectamente de modelo para los PIC de los otros campus.
  • El pasado viernes, 8 de junio, hicimos balance en Getafe de nuestro primer año de actividad y de nuestros diez primeros “Tweets & Beers UC3M”

Último evento

Por supuesto, en todos los casos continuamos las conversaciones y el intercambio de ideas ante unas cervecitas y sus correspondientes raciones.

En definitiva, ha sido un año muy rico en experiencias, con una participación muy variada que ha abarcado prácticamente todos los grupos que forman la comunidad universitaria (personal de diferentes servicios, profesores, investigadores, alumnos), lo cual nos lleva a presumir de esta actividad como una de las más transversales que ahora mismo se esté desarrollando en la UC3M. Una experiencia que continuará después del verano.